¡Comparte este artículo!

¿Dónde estabas tú cuando el vídeo de ‘2 girls 1 cup’ se hizo viral? Si no lo sabes, quizá te encontrabas en Babia en el año de gracia 2007, cuando, milagrosamente, un vídeo de coprofilia brasileño saltó de las catacumbas del porno underground al olimpo de la cultura popular.

En el vídeo, de un minuto de duración, aparecen dos exóticas mulatas brasileñas, que atienden por Karla y Latifa, perpetrando distintos actos de fetichismo guarrindongo. En los primeros segundos, se succionan los pezones. Poco después, se ve a una de ellas defecando sobre una copa de cristal… y entonces se desencadena la locura escatológica.

Las brasileñas agarran la copa y catan con lujuria los excrementos que hay en ella, como si fueran bocato di cardinale. Acto seguido, se besan con las bocas llenas de heces y, como colofón, se meten los dedos hasta la campanilla y se vomitan mutuamente. Todo ello, amenizado por la romántica tonada ‘Lover’s theme’, obra del compositor Hervé Roy, también autor de la banda sonora de ‘Emmanuelle’.

En realidad, el vídeo no era más que un tráiler de ‘Hungry Bitches’, uno de los incontables videos coprófilos facturados por la productora pornográfica brasileña MFX Media (aún en activo como MF VIDEO), especializada en prácticas sexuales, digamos, alternativas: desde fetichismo de pies hasta dominación femenina, pasando por bofetones, patadas, pisotones, ventosidades, facesitting y juegos eróticos con orina, saliva y demás fluidos corporales.

El vídeo era, en fin, una gota más en ese océano de porno que es internet. Sin embargo, alguien subió el susodicho tráiler a una web llamada 2girls1cup.com, creada ex profeso, y la bola de nieve empezó a rodar hasta caer en YouTube. Allí, el tráiler culminó su proceso viral, llegando a los desorbitados ojos de millones de personas, provocando unas reacciones casi tan vistosas como el propio tráiler, que los usuarios grabaron y difundieron con saña.

Al parecer, la primera grabación de personas comentando ‘2 girls 1 cup’ data de septiembre de 2007, cuando tres amigos grabaron las arcadas y risotadas que les provocó la visión del tráiler escatológico. Acababa de nacer un nuevo género audiovisual: los vídeos de reacciones.

Desde ese momento, se multiplicaron los vídeos de reacciones a ‘2 Girls 1 Cup’, algunos de los cuales se hicieron aún más populares que el tráiler en cuestión. Uno de los más celebrados fue el de un desaprensivo que le puso el espantoso vídeo a su anciana abuela, y grabó los chillidos e improperios que ésta soltaba mientras lo veía.

https://www.youtube.com/watch?v=xtZ9xPvnYmE

Así, el ciberespacio se llenó de videos de personas de todo el mundo que expresaban su asco y su horror ante aquellas dos barraganas que se entregaban a prácticas que muchos espectadores ni siquiera habían imaginado. Hoy en día, los youtubers hacen vídeos de reacciones como churros, pero en 2008 supuso una novedad increíble que revolucionó la internet.

‘2 Girls 1 Cup’ se hizo tan famoso que la compañía Coca-Cola creó en Facebook una desafortunada campaña de su refresco Dr. Pepper en la que se hacía referencia al tráiler. A la pregunta genérica “¿Qué es lo peor que te podría ocurrir?”, una respuesta decía “Ver ‘2 girls 1 cup’ y tener hambre después”. Coca-Cola retiró el anuncio tras un chaparrón de quejas de padres de menores… pero tropezó en la misma piedra en 2006, cuando llenó las marquesinas de medio mundo con un anuncio que homenajeaba al popular vídeo coprófilo.

También la cadena de tiendas de electrodomésticos Media Markt hizo un explícito guiño a ‘2 girls 1 cup’ en el anuncio de una máquina de hacer magdalenas, donde dos chicas sonrientes sacaban un par de cupcakes del invento bajo la frase “2 girls 1 Cup-Cake Maker”. La cosa tampoco hizo excesiva gracia a la clientela más sensible.

Como era de esperar, las menciones al tráiler en medios de comunicación de masas se hicieron habituales. La revista de tendencias Esquire, por ejemplo, le enseñó el vídeo al actor George Clooney en el transcurso de una entrevista. Lo mismo le hicieron al músico heavy Ace Frehley en un programa de televisión: tras echarle un ojo, el guitarrista de Kiss aseguró que «en mis giras he visto cosas mucho más locas».

Además, en 2010 el cómico canadiense Jon Lajoie compuso y cantó ‘2 Girls 1 Cup song’, un almibarado tema folk donde reinterpreta con sorna las enormidades que se ven en el vídeo como si de un encuentro sentimental se tratase. La canción tuvo un éxito apoteósico en un mundo que no se cansaba de reírse del cochino tráiler.

En cuanto a la productora MFX, disfrutó de una impagable propaganda gracias al fenómeno ‘2 Girls 1 Cup’, pero también sufrió más de un disgusto. Danilo Croce, distribuidor norteamericano de MF, fue investigado a raíz del éxito del vídeo y acabó pagando 100.000 dólares de multa por obscenidad no por el vídeo de la copa, sino por otro titulado ‘Toilet man 6’, donde un señor es usado por varias señoras como inodoro.

A día de hoy, Marco Fiorito, productor de ‘2 Girls 1 Cup’, aún tiene prohibida la entrada en Estados Unidos y evita hacer comentarios sobre un caso que prefiere olvidar. Cuando declaró en el juicio de Croce, se excusó diciendo que no sabía que este tipo de vídeos fueran ilegales en los Estados Unidos, y que «he hecho muchas películas de scat [coprofilia] usando chocolate en lugar de heces, pues algunos actores no quieren comer heces» .

Sin embargo, la directora y actriz porno Jully Delarge, que ha trabajado con Fiorito en unas 20 producciones de fetichismo fecal, jura y perjura que en las películas de MFX no hay trampa ni cartón: «Nunca he oído hablar de que hicieran escenas escatológicas con chocolate», sentencia sorprendida.

Lo mismo opina el reputado actor porno brasileño Edson Strafite: «Si la película tuvo tanto éxito es porque es real. El porno hay que hacerlo así, para transmitir ese placer o ese dolor a la gente que está al otro lado de la pantalla».

En la actualidad, el vídeo sigue estando disponible en páginas como 2girls1cup.ca, cuyo anónimo webmaster lo considera una pieza maestra: «Esto es mucho más que un simple video sobre mujeres compartiendo excrementos humanos en una copa: es una obra de arte». En cierto modo, tiene más razón que un santo.

*Contiene caca, culo, pedo, pis, información, memes y fotogramas de MF Video BrazilVice México, The Smoking Gun, Esquire, Media Markt, Meme Generator y San Francisco Chronicle.