¡Comparte este artículo!

Pagaron 8 euros por una finca que valía 90.000. Este fue el suculento negocio que hizo una pareja de Ribeira (A Coruña) al obligar a firmar un contrato de compraventa de una finca en la citada localidad gallega. Los imputados están siendo juzgados en la Audiencia Provincial de A Coruña y el fiscal ha pedido para ellos tres años y medio de prisión, según informa Compostela 24 horas.

Los hechos sucedieron en 2007 en el domicilio de la víctima, en Ribeira, donde «aprovechándose de la circunstancia de hallarse este en estado de embriaguez, le apremiaron para firmar un contrato de compraventa de una finca de su propiedad, la cual había adquirido por herencia de sus padres, sin que tal finca estuviese inscrita en el registro de la propiedad».

El matrimonio se llevó el título de propiedad de la finca y, según el relato del fiscal, «se da la circunstancia de que los acusados ya le presentaron el contrato redactado, estipulando como precio de compra la cantidad de 90.000 euros, haciendo constar en el mismo ‘que los compradores entregan en este acto en billetes de curso legal».
Sin embargo, «nunca se le pagó tal cantidad, sino que le entregaron en ese acto 8 euros», según recoge el escrito de acusación de la Fiscalía.

Visto en Compostela 24 horas.