¡Comparte este artículo!

El Departamento del Sheriff de San Diego (California, EE.UU.) está investigando las fotos de un hombre que fue visto haciendo la compra en un supermercado con una capucha del Ku Klux Klan a modo de mascarilla contra el covid-19.

El hombre fue visto y fotografiado en varios pasillos del supermercado Von en la ciudad de Santee, perteneciente al condado de San Diego, según informa New York Post. Al parecer, varios empleados del establecimiento pidieron al cliente que se quitara la capucha o abandonara el supermercado sin su compra.

 

Finalmente, el encargado abordó al hombre en la caja y le insistió en que se quitara el símbolo, que tiene fuertes connotaciones racistas en Estados Unidos. El sujeto se quitó la capucha, pagó la compra y abandonó el local, según explicó una portavoz de la cadena de supermercados.

Por su parte, el Departamento del Sheriff de San Diego está «investigando el asunto para iniciar las demandas criminales correspondientes», según explicó un portavoz al periódico San Diego Union Tribune. El hombre puede ser acusado de un delito de incitación al odio.

Las imágenes del presunto simpatizante de la organización racista han despertado indignación en las redes. El alcalde de Santee, John Minto y varios residentes afirmaron en las redes sociales que las acciones del individuo no representan los valores de una ciudad de casi 60.000 habitantes:

«Muchas gracias a todos los que han dado un paso adelante para advertir de este triste recordatorio de intolerancia», escribió Minto. «Santee, sus líderes y yo mismo no toleraremos este comportamiento».

El incidente tuvo lugar un día después de que el condado de San Diego hiciera obligatorio llevar máscaras en público, incluyendo las tiendas, un mandato dirigido a detener la expansión del covid-19.

Visto en San Diego Union Tribune. Con información de New York Post.