¡Comparte este artículo!

Un abogado de Texas se dejó accidentalmente el filtro del gatito encendido durante una audiencia de Zoom, e intetó por apagarlo mientras el juez intentaba ayudarle. En un momento dado, quiso que el juez entendiera que realmente estaba en el vídeo en directo y que no era un gato: «Estoy aquí, en directo, no soy un gato», maullaba Rod Ponto ante el estupor de un juez.

El divertido incidente tuvo lugar durante la retransmisión en directo de los procedimientos judiciales virutales del tribunal presidido por el juez Roy Ferguson, quien aguantó estoicamente la surrealista situación e incluso asistió en la distancia al letrado:

-Sr. Ponton, creo que tiene un filtro activado en la configuración de vídeo. Tal vez quiera…

-¿Puede oírme, señoría?

-Puedo oírte. Creo que es un filtro…

-Lo es… Y no sé cómo quitarlo. Tengo a mi asistente aquí, lo está intentando, pero, ¡ahhh! estoy preparado para seguir adelante… Estoy aquí en directo, no soy un gato.

Llegado a ese punto, el juez, que había mantenido las compostura hasta el momento, no puede evitar reírse: «Ya lo veo…». Poco después, el vídeo se corta.

El vídeo ha sido compartido en YouTube y en otras redes sociales, con gran éxito de crítica y público. Y eso a pesar del mensaje que aparece sobreimpresionado prohibiendo la grabación y difusión del vídeo. Al parecer, según explica Heavy.com, fue el propio juez quien tuiteó el vídeo, y lo hizo con una intención didáctica: educar a los letrados para que desactiven los filtros que dejan los niños de la casa en las redes.

El abogado explicó más tarde que todo se debió a un error cometido por su secretaria. «Oh, fue un error de mi secretaria. Estaba usando su ordenador y por alguna razón tenía ese filtro puesto. Lo quité y lo sustituí por mi cara». El tribunal juzgaba el caso de un hombre que intentaba salir de Estados Unidos con contrabando y dinero en efectivo. «Todo fue un error. Se quitó y tuvimos la vista con normalidad», remató Ponto, el gatito abogado.

Noticia original en Heavy.com.