¡Comparte este artículo!

Si crees que has tenido un día de mierda, piensa por un momento en la pobre señora de 87 años a quien han dejado olvidada en un bazar chino de Torrelavega (Cantabria), después de que los dueños echaran el cierre sin hacer la preceptiva revisión de sus laberínticos pasillos.

El suceso tuvo lugar el pasado sábado en una céntrica tienda de Torrelavega. La mujer, ataviada con su mascarilla, se puso en el escaparate a hacer señas para que los transeúntes le ayudaran a salir de su pesadilla del Todo a 100. Algunos de los paseantes creyeron que la mujer era parte del atrezzo y la ignoraron. Otros, tomaban fotografías de la insólita escena. Finalmente, un vecino se apiadó y pidió ayuda a los servicios de emergencia.

Hasta tres policías y un cerrajero fueron necesarios para rescatar a la buena mujer, y todo ello sobre la campana: el rescate tuvo lugar a las 21:45, minutos antes de que empezara el toque te queda de las 22:00 horas, lo que hubiera obligado a abandonar a su suerte a la mujer y que pasara la noche entre baratijas y menaje del hogar ‘made in China’. Por suerte, el equipo de rescate se dio maña y la anciana puso pasar la noche en su casa.