¡Comparte este artículo!

Nota mental: separar a conciencia los productos de higiene personal de los materiales de construcción. No sea que te pase como a esta pobre mujer del este de Europa, que se vació el bote de espuma de poliuretano de su marido en la cabeza al confundirlo con la espuma del pelo cuando se estaba acicalando para ir al baile.

La espuma de poliuretano forma casi instantáneamente una masa sólida que triplica su volumen original y se utiliza para rellenar huecos en la construcción. Con estos precedentes, era previsible que la pobre mujer acabara en urgencias para intentar arreglar el desaguisado.