¡Comparte este artículo!

Una estatua de Darth Vader apareció inopinadamente en un céntrico parque de Bristol, ciudad de la que era originario Dave Prowse, el actor que interpretó al personaje en las primeras tres entregas de la saga, las buenas, y que falleció el pasado domingo a los 85 años.

Desde entonces se han sucedido las muestras de afecto hacia el hijo predilecto de la ciudad. Un reconocido artista gráfico ha pintado un gran mural con la leyenda «Bristol ha perdido un hijo», y se están recogiendo firmas para que se erija un estatua al culturista, levantador de pesas y actor sobre el pedestal de Colson, donde estaba la estatua del esclavista Edward Colston hasta que los manifestantes de Black Lives Matter la arrojaron al río.

Pero alguien ha decidido actuar por la vía rápida, y sin permiso alguno del ayuntamiento ha colocado en el citado pedestal la estatua de Darth Vader, Señor de los Sith y Comandante Supremo de la Flota Imperial.

Nadie sabe quién está detrás del homenaje pero las sospechas apuntan a Marc Quinn, el artista londinense que colocó, con nocturnidad y alevosía, una estatua de una activista de Black Lives Matter en el pedestal en el que hasta unas horas antes y durante 125 años había estado el esclavista del siglo XVII Edward Colston. Esta:

Lo que sí sabemos es que, en esta ocasión, el artista no tuvo mucho tiempo, porque la «estatua» es más bien una «estatuilla», pues no levanta más de 40 centímetros del suelo.

Visto en Bristol Post, vía Twitter. Con información de Strambotic.