¡Comparte este artículo!

Pocas veces se ha visto una concentración de estulticia tan grande como la que tomó al asalto el Capitolio de Washington el pasado día de Reyes. La medalla de bronce del campeonato se la llevó el individuo que subastó en eBay el atril que acababa de robar en el Capitolio. Dos cuerpos por detrás llegó con fuerza el gaznápiro que se olvidó de quitarse la placa de identificación de la empresa durante los disturbios, lo que le costó su puesto de trabajo y, con probabilidad, una pena de prisión.

Pero la medalla de oro -y premio Darwin ex aequo– se la lleva el manifestante que falleció después de dispararse accidentalmente a sí mismo con un Taser (una pistola eléctrica de defensa), provocándose un ataque al corazón. El hombre, del que no se conoce la identidad, es uno de los cuatro asaltantes fallecidos, amén de un policía, incluida una mujer por disparos de la policía y otros dos hombres por las heridas sufridas durante el asalto.

La información fue facilitada por varios medios locales, incluido City News 1130 y fue recogida por Revolt.tv, una web política que reconoce ignorar aún si el fallecido es uno de los seguidores de Donald Trump o un miembro de las fuerzas de seguridad.

Seguiremos informando.

Visto en Revolt.tv. Con información de City News 1130 y Strambotic.