¡Comparte este artículo!

El Ejército israelí arrestó el pasado 19 de febrero a cuatro jóvenes palestinos en la ciudad cisjordana de Hebrón por supuestamente arrojar nieve a un colono, según residentes y activistas locales.

El activista Muhannad al-Jabari dijo a la agencia de noticias turca Anadolu que la detención de los cuatro jóvenes palestinos tuvo lugar después de que un «colono afirmó que le habían estado arrojando nieve» tras una inusual tormenta invernal que cubrió el Medio Oriente la semana pasada, con espesores que llegaron a los 15 centímetros en las montañas.

El padre de uno de los jóvenes palestinos detenidos, Nasser Gholama, afirma que los soldados israelíes allanaron su casa en la parte antigua de la ciudad y detuvieron a uno de sus hijos y posteriormente a tres de sus amigos; y que ahora están bajo investigación en una comisaría de la Policía israelí.

La mayor parte de Hebrón está bajo el control de la Autoridad Palestina, pero la Ciudad Vieja, donde viven aproximadamente 800 colonos israelíes entre más de 20.000 palestinos, permanece bajo control israelí. Los palestinos de la Ciudad Vieja viven sometidos a fuertes restricciones y han sido objeto de frecuentes ataques por parte de los colonos judíos.

Sin ir más lejos, el año pasado decenas de colonos del asentamiento ilegal israelí de Kiryat Arba arrojaron piedras y botellas de vidrio a las casas palestinas en el vecindario de Jaber en Hebrón, según la agencia de noticias oficial de la Autoridad Palestina WAFA .

Los colonos fueron protegidos por una escolta militar mientras cantaban blasfemias y consignas racistas contra los residentes palestinos locales. Además de robar tierras, los colonos israelíes acosan habitualmente a los palestinos en los territorios ocupados matando a civiles, demoliendo casas, envenenando ganado, vandalizando propiedades y con otras formas de violencia. 

El pasado 15 de febrero un palestino murió en un ataque con un automóvil mientras daba un paseo con sus amigos en el norte del Valle del Jordán en la ocupada Cisjordania. Conocido por sus extensas montañas, que florecen en invierno, el Valle del Jordán atrae a muchos excursionistas y visitantes de toda Palestina durante esta época del año. 

La agencia oficial de noticias de la Autoridad Palestina, WAFA, citó al grupo de excursionistas diciendo que «se sorprendieron» al ver un vehículo desviarse de su curso y acelerar hacia el grupo. El coche atropelló a los excursionistas, matando a un palestino e hiriendo a otros dos.

Un miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, la Dra. Hanan Ashrawi, tuiteó sobre este asesinato diciendo que “trágicamente, el atropello con vehículos es una forma demasiado familiar de asaltos inexplicables de colonos israelíes contra palestinos vulnerables en Cisjordania”.

La violencia de los colonos dirigida contra los palestinos se ha disparado en los últimos dos meses tras la muerte de Ahuvia Sandak, un colono judío de 16 años, cuando su coche se estrelló durante una persecución policial después de que supuestamente arrojara piedras al paso de vehículos palestinos

El mes pasado, los colonos también pidieron el asesinato de conductores de autobuses palestinos en la ocupada Cisjordania. En Modi’in Illit, el asentamiento ilegal más grande de los territorios palestinos ocupados, se rociaron grafitis racistas que decían «Mata a los conductores árabes».

Según el grupo de derechos humanos Yesh Din, se han producido casi 50 ataques de colonos contra palestinos desde entonces, incluidos varios que dejaron a niños pequeños heridos, como el caso del ataque a una niña palestina de diez años de la aldea de Madama en Cisjordania, al sur de Naplusa, que resultó herida en la cabeza y la cara cuando el coche en el que iba al colegio fue apedreado por colonos judíos.


Fuente: The New Arab