¡Comparte este artículo!

La foto del candidato aupando a un niño en un baño de masas es una de las imágenes predilectas de los políticos en campaña. Jair Bolsonaro quiso añadir a su álbum la clásica foto con el niño en brazos durante una aparición en Sergipe, Arcaju, pero el tiro le salió por la culata.

Bolsonaro aupó a un enano que pasaba por allí y lo levantó sobre sus brazos entre sus seguidores en esta localidad del Nordeste brasileño. El hombre llegó incluso a hacer el signo de la victoria, hasta que al presidente se da cuenta del error y está a punto de tirar al pobre enano al suelo. En ese momento, se escucha la voz de una mujer preguntarse retóricamente “¿Pero es un niño?”

En descargo de Bolsonaro hay que señalar que la presunta ‘crianza’ iba cubierto por la mascarilla preceptiva (Brasil acumula 111.000 muertos y 3,5 millones de casos de la enfermedad), y unas gafas de sol, de modo que el único rasgo externo que permitía adivinar su edad era… su estatura.

El vídeo acumula 1,8 millones de visualizaciones en Twitter y se ha convertido en un clásico instantáneo en las redes sociales. Bolsonaro sigue haciendo reír, muy a su pesar.

Visto en Twitter.