Britney Spears puede convertirse en la gran esperanza blanca del comunismo. La estrella del pop publicó ayer un desconcertante mensaje en el que instaba a sus 23,8 millones de seguidores en Instagram a “redistribuir la riqueza” e “ir a la huelga”.

El inopinado llamamiento viene de alguien que atesora una fortuna estimada de 56 millones de dólares y que, por el momento, parece que no ha movido ficha para redistribuir la misma. Mejor que empiecen los fans.

El mensaje de marras dice así:

«Durante este período de aislamiento, necesitamos la conexión más que nunca. Llama a tus seres queridos, escribe cartas de amor virtuales. Las tecnologías como la comunicación virtual, el streaming y los directos son parte de nuestra colaboración comunitaria. Aprenderemos a besarnos y abrazarnos unos a otros a través de las ondas de la web. Nos alimentaremos mutuamente, redistribuiremos la riqueza, iremos a la huelga. Entenderemos nuestra propia importancia desde los lugares en los que debemos permanecer. La comunión atraviesa paredes. Todavía podemos permanecer unidos».

Vale, no es precisamente el ‘Manifiesto comunista’, pero hay que reconocer que tiene su enjundia. ¿Redistribución de la riqueza? ¿Huelga general? En realidad, los devaneos de la estrella del pop con la doctrina marxista vienen de lejos: en 2013, Britney Spears lanzó su disco ‘Gimme More’, según ella inspirado en la vida de Karl Marx. El primer single ‘Work Bitch’ es, explicó:

“Una sátira del fetichismo de la mercancía, que subraya que los verdaderos dueños de los medios de producción son los mismos trabajadores”.

El llamamiento de Britney ha sido recibido con algarabía entre sus concienciados seguidores, que no han tardado en declararla “Reina del Comunismo”.

Visto en Instagram. Con información de Business Insider y RPP.