¡Comparte este artículo!

Los astrónomos han advertido de que un asteroide “del tamaño de un frigorífico” podría golpear la Tierra el próximo 2 de noviembre, lo que supondría un broche a la altura de este apocalíptico 2020.

Si el citado asteroide acaba con las plantas y animales del planeta, nos queda la tranquilidad de que las ‘cookies’ Oreo estarán a buen recaudo. El fabricante ha habilitado un búnker apocalíptico inspirado en el almacén de semillas Global Seed Vault en Svalbard, Noruega.

En un vídeo publicado en YouTube, Oreo explica que el refugio ha sido creado específicamente para proteger las galletas del eventual impacto del asteroide 2018VP1, que, a decir de los científicos, tiene una leve posibilidad de golpear la Tierra el próximo 2 de noviembre, concretamente un 0,41%. Las probabilidades son nimias, pero Oreo prefiere no jugársela.

El proyecto ‘The Global Oreo Vault’ se inició cuando una fan de las galletas se preguntó en Twitter qué pasaría con las Oreo si el asteroide llegara a golpear la Tierra. Los del departamento de marketing de la marca vieron oro en polvo en aquel tuit y rápidamente se las ingeniaron para montar el refugio Global Oreo:

“Como precaución adicional, los paquetes de Oreo están envueltos en mylar, que puede soportar temperaturas de -80 grados a 300 grados Fahrenheit y es impermeable a las reacciones químicas, la humedad y el aire, manteniendo las galletas frescas y protegidas durante los próximos años”, afirman desde Oreo.

Oreo incluso ha publicado las coordenadas de su búnker: 78°08’58.1″N, 16°01’59.7″E, lo que le sitúa muy cerca del refugio de Svaldard, en pleno Círculo Polar Ártico. Eso sí, ni se te pase por la cabeza plantarte allí para comerte las galletas, porque la puerta acorazada está cerrada con un código secreto, para garantizar de que su contenido sobreviva al evento apocalíptico.

Visto en Fox News. Con información de 20 Minutos, YouTube y Twitter.