¡Comparte este artículo!

El pasado 11 de agosto, El Corte Inglés se vio obligado a retirar una foto de su campaña de Vuelta al Cole que mostraba los pies de un niño, una imagen ambigua que, para muchos remitía a los pies de un ahorcado.

La campaña fue un fracaso o un todo un éxito, según cómo se mire, porque durante unos días todo el mundo habló de El Corte Inglés (aunque fuera mal), verdadero objetivo de cualquier campaña de publicidad.

Los creativos de Camper han tomado nota y han vuelto a jugar con el doble sentido de unos pies en suspensión. En una campaña publicitaria en Facebook para anunciar la nueva colección de 2020, el fabricante mallorquín difunde la imagen de unos pies con unos zapatos de la marca que “cuelgan” de algún punto. Para añadir sal a la herida, la campaña se lanzó el 10 de septiembre, Día Internacional de la Prevención del Suicidio.

Al igual que sucedía en el caso de ECI, la imagen de la campaña de Camper es el detalle de una escena mayor que muestra a un modelo sentado en un loft, con los pies colgando. No hay suicidas por aquí, no me formen corrillos, pero lo cierto es que, una vez más, el anuncio ha causado cierta conmoción en las redes sociales.

La imagen ha desaparecido de las redes sociales de Camper, así que posiblemente se trataba de un «globo sonda» para comprobar la reacción del público. El veredicto es incontrovertible: no frivolices con el suidio.