¡Comparte este artículo!

Los promotores del festival World Club Dome han tenido que posponer el evento a 2021 por culpa del coronavirus, pero la organización BigCityBeats, quiso amenizar la espera de los asistentes con una ‘rave’ manteniendo las normas de distanciamiento social vigentes.

Para ello, el pasado 30 de abril llevaron a los ‘ravers’ al auto-cine Autokino Düsseldorf. En total, 250 coches, con un máximo de dos personas por vehículo, pudieron escuchar (y bailar, dentro de un orden) las sesiones de artistas como DJ Le Shuuk, Tieblau, Plastikfunk y Topic, amenizadas con fuegos artificiales y luces estroboscópicas.

Los asistentes escucharon las sesiones a través de la radio del coche, igual que se hace en los auto-cines. En los vídeos de la sesión puede verse cómo los ‘ravers’ tocan el claxon con entusiasmo:

«Alguna gente del público empezó a tocar el claxon al ritmo de la música, lo que nos dio un buen ‘feedback’ de cara a comunicarnos con ellos, y que pudiéramos convertir ese el evento en algo realmente personal», explica Ditefield, uno de los DJs, en declaraciones a Mix Mag.

Los vídeos de la sesión de Düsseldorf se están haciendo virales, y la idea del “autodisco” en los tiempos del coronavirus está calando en otros clubes. El Club Index, en una ciudad alemana próxima a la frontera con los Países Bajos, también ha llevado a cabo una fiesta parecida, según informa Daily Mail. Por su parte, BigCityBeats planea repetir la experiencia el próximo 20 de mayo.

Mientras tanto, la cantautora Mads Langer consiguió abarrotar con 500 coches el concierto celebrado en la ciudad danesa de Aarhus, celebrado también en un auto-cine. Las entradas se vendieron a los pocos minutos de ponerse a la venta, informa Forbes.

El futuro era esto.

Visto en Mix Mag. Con información de NY Post, Forbes y Daily Mail