El pasado lunes Alemania inició su desescalada, con la reapertura de todos los comercios y la vuelta a clase de los alumnos que todavía no se habían incorporado.

Pero la “nueva normalidad” trae escenas tan divertidas como la de esta terraza de un bar de la localidad de Schwerin (Baviera), que ha repartido entre sus clientes unos sombreros ataviados con churros de natación para que puedan mantener entre sí la distancia de seguridad preceptiva: un metro entre personas. Los sombreros parecen de todo menos cómodos.

Heute mal so ,, Abstandsnachvermessung“

Publicada por Cafe & Konditorei Rothe en Sábado, 9 de mayo de 2020

La foto fue publicada en el Facebook del Café & Konditorei Rothe, donde ha sido compartida 700 veces.

Qué lejos queda hoy la foto que publicamos hace dos meses de un italiano que tuvo una idea similar, pero algo más aparatosa: salir a la calle en Milán con un enorme donut de un metro de diámetro para mantener la distancia social con sus conciudadanos:

Visto en Facebook, vía Cribbeo. Con información de Strambotic.