¡Comparte este artículo!

Con marisco y ternera gallega, el confinamiento es mucho más llevable. Comegalicia, aspirante a Amazon gallego, ha salido reforzado de la pandemia, según reconoce su alma mater y cofundador junto a su familia Víctor Soto: «El primer encierro nos pilló lanzando la página web. En aquel momento yo estaba en Filipinas y el resto del equipo en Galicia y en Londres. Por suerte, las redes de proveedores y de logística estaban bastante engrasadas, así que sólo tuvimos que darnos a conocer».

El aldabonazo sucedió con la presentación del ‘Kit Antimorriña’, un surtido de productos gallegos específicamente orientado a la diáspora: los miles de gallegos que viven fuera de Galicia y que, con toda lógica, extrañan los productos de su tierra: chorizo, lacón, miel, conservas, grelos, gallegas Mariñeiras o licor café.

«La idea de Comegalicia surgió tras llevar muchos años viviendo Londres, y pasarlas canutas para comer coma na casa», recuerda Soto. «No sólo yo, sino la nutrida comunidad gallega en Londres suspiraba por un pote gallego, un lacón con grelos o una botella de albariño», explica el empresario desde su casa al norte de Ibiza, desde donde ahora lanza sus proyectos al mundo mientras acaricia a su Gran Danés ‘Flow’.

Ya no hay un ‘Kit Antimorriña’ sino nueve kits diferentes en la web de Comegalicia, desde el asequible Come como en casa (23 euros) al ‘romántico’ Cena para dos chuletón de ternera (75 euros). Los combos, como el resto de la oferta de Come Galicia, llegan en un par de de días a cualquier punto de España y un poco más -hasta una semana- al resto de Europa. «Nos han llegado pedidos de toda España, sobre todo el Levante, Cataluña y Andalucía. También nos está comprando una base del Ejército español en Lituania, no me preguntes qué hacen por allí».

«La logística es una lucha continua del comercio online, y no ha sido nada fácil entregar productos durante la pandemia», explica Víctor Soto. «Las redes de distribución a veces estaban colapsadas y otras veces eran las restricciones a la paquetería lo que dificultaba la entrega». No obstante, enfatiza, «estamos peleando cada día por conseguir los precios más económicos y las mejores condiciones para nuestros clientes».

¿El Amazon galego? 

Las comparaciones son odiosas y una pequeña empresa surgida de un supermercado de Espasante poco tiene que ver con el gigante del comercio online (y del comercio, a secas) Amazon, pero la pregunta es inevitable: «Los dos vendemos productos en internet, ahí se acaban las similitudes. La mayor diferencia con Amazon es que nosotros sentimos que trabajamos para nuestros proveedores; la intención de Comegalicia es dar salida a productos locales cuyos productores -ganaderos, agricultores, pescadores- no tienen medios o capacidad tecnológica. Somos un escaparate para ellos, de forma que el precio que paga el cliente es el que resulta justo para el productor más nuestro margen, mientras Amazon aprieta bien a sus proveedores».

Pero Comegalicia no se acaba en el mar, hay barca para seguir. Acierta, la consultora tecnológica presidida por el propio Soto, ya tiene previsto lanzar dos nuevos proyectos ‘gallegos’ este mismo año 2021: relacionados con la comida preparada y el esperado LK, licor café para los paladares más exquisitos.

«Hace apenas un año, Comegalicia era un sueño y hoy es una realidad», remata el empresario: «La familia se ha adaptado a todo lo que tiene que ver con IT, y lo bien que lo hacen junto con que las nuevas generaciones vienen pisando fuerte y Aida ha aprendido mucho de redes sociales, Juan se ha adaptado al mundo de recibir muchos mails diarios, Paz ya sabe lo que es el ROI, Tere controla y administra Prestashop». Gracias a todos y al trabajo en equipo hay razón para soñar con poder ser algo grande. ¿Próximo objetivo? «Convertirnos en el mayor proveedor de productos gallegos en el extranjero».

Y con el mencionado LK despedimos la entrevista celebrando un año de este proyecto al mismo tiempo que el cumpleaños de la matriarca, Marina, que hoy cumple 80 años. «No es coincidencia que Comegalicia se lanzase haciendo coincidir esta fecha, ahora no se puede, pero serán motivos de celebración por muchos años esperemos», dice Víctor mientras se bebe el chupito lleno al toque.

Marina, la matriarca de Supermercados Soto, en una foto de 1977. Fuente: Comegalicia.

Más información en Come Galicia.