¡Comparte este artículo!

La próxima vez que vayas a ponerte un condón, piensa por un instante si eres el primero en usarlo. Las autoridades de Vietnam ha desarticulado una banda que reciclaba cientos de miles de preservativos usados, lavándolos y revendiéndolos como si nunca se hubieran utilizado, según informa el diario local Dan Viet.

Según informó el Ministerio de Industria y Comercio, un equipo en coordinación con la Policía de la ciudad de Tan Uyen inspeccionó un albergue de la ciudad, hallando más de 320.000 preservativos (equivalentes a 360 kilogramos) lavados y reciclados para proceder a su venta.

Para cuando llegaron los agentes, los delincuentes ya habían vendido varios miles a clientes que desconocían que lo que estaban comprado era un producto fraudulento.

El procedimiento de la banda consistía en lavar, secar y empaquetar los preservativos en las instalaciones donde fueron descubiertos. «En promedio, una vez al mes, recibo condones usados de una persona para enjuagarlos, secarlos, clasificarlos y usar un consolador para arañar, hacer una nueva forma y entregarlos el mismo día. Con los productos que continúan siendo procesados», confesó a la policía vietnamita una mujer que trabajaba para la banda.

Esta práctica vietnamita entronca lejanamente con aquella señora gallega que le había confeccionado a su marido un condón de ganchillo que lavaba afanosamente después de cada uso. Seis embarazos después, empezó a usar condones de látex. Nuevos, eso sí.

Visto en Dan Viet, vía 20 Minutos.