¡Comparte este artículo!

Las ardillas del barrio de Rick Kalonowski están encantadas desde que este vecino de Haverford, un pueblo de Pennsylvania (EE.UU.), ha construido una mesa en miniatura para que estos roedores puedan “sentarse a comer”.

Kalonowski, fontanero de profesión y amante de las ardillas de devoción, construyó una encantadora mesa de picnic en miniatura y la colocó de la valla de su jardín. A continuación, dejó una merienda de nueces, avellanas y otros frutos secos y se sentó en la ventana a esperar.

En cuestión de minutos llegaron los primeros invitados: las ardillas del barrio bajaban felices a su nuevo merendero mientras Rick, no menos contento, las fotografiaba y colgaba fotos y vídeos en su perfil de Facebook:

Publicada por Rick Kalinowski en Domingo, 29 de marzo de 2020

Visto en Calamar Descojonado. Con información de The Dodo.