¡Comparte este artículo!

El coronavirus se está extendiendo cada vez más y ha sido declarado una emergencia global. Por lo tanto, es natural que las personas quieran protegerse a sí mismas y a sus seres queridos. Sin embargo, en China existe una preocupante escasez de mascarillas y no todos pueden pagarse unas de calidad. Y muchos no pueden quedarse en casa las 24 horas del día, los 7 días de la semana hasta que pase la crisis.

Por eso, muchos ciudadanos están recurriendo a formas tan creativas como extrañas de protegerse del coronavirus y que muestra cuán ingeniosos pueden ser los chinos cuando de blindar la salud se trata.

Desde máscaras de pomelo y repollo hasta botellas de plástico o fundas para guardar los trajes, e incluso sostenes, se está usando prácticamente todo lo que tengas a mano para reducir el riesgo de contraer la enfermedad. Si bien la mayoría de estas soluciones no serán tan efectivas como una mascarilla adecuada, cualquier protección podría ser mejor que ninguna. Probablemente.

—-