¡Comparte este artículo!

Kim Il-Sung y Fidel Castro, subcampeón y campeón, respectivamente de longevidad política en el siglo XX.

Según indica un antiquísimo truco casero, un buen chorro de agua hirviendo es un eficaz remedio para desincrustar alguna cosa que se ha quedado adherida y que no hay manera de sacarla por el método tradicional. Por tal motivo se utiliza a menudo la irónica expresión «no se va ni con agua hirviendo» para referirse aquellos personajes que ocupan algún cargo y no hay manera de que se retiren o presenten su dimisión tras haber sido pillados por un escándalo o corrupción. Innumerables también son los políticos que se han pasado un buen puñado de años ejerciendo su cargo sin que nadie los moviera de ahí.

Por ejemplo, el de rey o reina es un cargo que suele alargarse durante toda la vida del propio monarca, desde que es coronado hasta el fallecimiento, a excepción de si es derrocado o abdica. El reinado más largo de la historia lo encontramos en el Antiguo Egipto en el que el faraón de la sexta dinastía, Fiops II, llegó al trono en el año 2281 a.C., cuando contaba con seis años, y permaneció en el mismo a lo largo de 94 años. Falleció centenario. Tampoco se queda corta Isabel II del Reino Unido, quien lleva ocupando el trono británico desde el 6 de febrero de 1952 (casi 68 años ininterrumpidamente, en el momento de publicarse el libro ‘Eso no estaba en mi libro de historia de la política’).

Teodoro Obiang Nguema llegó a la presidencia de Guineal Ecuatorial en 1979 mediante un golpe de Estado. Convocó elecciones democráticas diez años después y desde entonces ha ido ganado, mediante mayoría absoluta, una convocatoria tras otra. Se ha mantenido al frente del país africano a lo largo de cuatro décadas. De este mismo continente era el político angoleño José Eduardo dos Santos, quien a lo largo de 38 años se mantuvo como presidente de Angola (también desde 1979). Cedió el poder en 2017 tras destaparse numerosos casos de corrupción y la inmensa fortuna que había acumulado.

Pero estos no han sido ni de largo los mandatarios de regímenes no monárquicos que más tiempo han ocupado el cargo. Por delante de Teodoro Obiang Nguema se sitúan otros nueve personajes: el cubano Fidel Castro, con 52 años y 62 días (1959-2011); el norcoreano Kim Il-sung con 48 años y 203 días (1945-1994); el taiwanés Chiang Kai-shek, 46 años y 177 días (1928-1975); el mongol Yumzhagiyen Tsedenbal, 44 años y 137 días (1940-1984); el camerunés Paul Biya, todavía en el poder desde hace 44 años (desde 1975); el gabonés Omar Bongo, 42 años y 175 días (1966-2009); el libio Muamar el Gadafi, 42 años y 49 días (1969-2011); el albanés Enver Hoxha, 40 años y 171 días (1944-1985); el saharahui Mohamed Abdelaziz, 39 años y 275 días (1976-2016). En el decimoprimer lugar de este ranking nos encontramos a Francisco Franco, con 39 años y 50 días (1936-1975).

Alfred López, aka Ya está el listo que todo lo sabe, es el autor de ‘Eso no estaba en mi libro de historia de la política’.