¡Comparte este artículo!

La nueva normalidad se parece tanto a la vieja normalidad que asusta. Un grupo de “vándalos” bajo los efectos del alcohol destrozaron ayer, a plena luz del día, el ‘cruceiro’ de la Plaza de Benavente, en pleno centro de Madrid.

Se trata de un monumento al apóstol Santiago donado en 1982 a la ciudad por el Centro Gallego de Madrid, sito en el edificio de la calle Carretas esquina con la citada plaza. «Lamentamos la pérdida, pero el ‘cruceiro’ está a cargo del Ayuntamiento desde que se peatonalizó la calle Carretas», explican desde el Centro Gallego.

En aquella reforma, en 2013, el ‘cruceiro’ perdió su valla de protección, precisamente para disuadir este tipo de actos vandálicos. En un tuit publicado por la Asociación de defensa del patrimonio madrileño McyP, concena la agresión en estos términos:

«El vandalismo, sea por parte de personas o instituciones es INADMISIBLE, nos destruye como sociedad. Ayer unos individuos -presuntamente bajo efectos del alcohol- destruyeron el cruceiro de hermanamiento con Galicia en la plaza de Jacinto Benavente».

Visto en Twitter.