¡Comparte este artículo!

Diez diputadas de partidos de izquierda del parlamento de Polonia quisieron mostrar su apoyo a la hostigada comunidad gay del país formando la bandera arcoíris con sus vestidos durante la toma de posesión del presidente Andrzej Duda, notorio homófobo cuya campaña electoral ha girado en torno a atacar la comunidad LGTB.

Las diputadas coordinaron sus vestimentas para que en la foto aparecieran los colores rojo, amarillo, verde, azul, rosa, granate y morado que representan la enseña multicolor del movimiento LGTBI. Por si quedaba alguna duda, las mujeres cubrían sus bocas con una mascarilla con el mismo motivo.


«El presidente de la República de Polonia debería proteger el bienestar de todos sus ciudadanos», tuiteaba la diputada Magda Biejat, del partido liberal Razem, según informa Euronews.

Sin embargo, es muy dudoso que esto sea así. El presidente Duda, que ha sido reelegido para un segundo mandato de cuatro años, asegura que la promoción de los derechos de los gays es «una ideología peor que el comunismo».

La atmósfera crecientemente hostil hacia la minoría LGTBI en Polonia está provocando un éxodo de miembros de esta comunidad a otros países de Europa y del mundo, tal y como recoge este reciente reportaje de Associated Press.

«El reciente éxodo es una “segunda ola de emigración” tras las personas que se mudaron al extranjero para trabajar cuando Polonia se unió a la UE en 2004. «Esta vez, la gente no busca trabajos con mejor salario, sino dignidad y respeto».

Visto en Twitter. Con información de Euronews y AP News.