¡Comparte este artículo!

Cayetano Martínez de Irujo, heredero de la Casa de Alba, asegura sentir «angustia, incertidumbre y confusión» durante el confinamiento en su cortijo de 1.600 hectáreas en Sevilla. No es el único famoso que está pasando un drama en esta larguísima cuarentena. Sin ir más lejos, María Teresa Campos no se puede teñir el pelo o las infantas Leonor y Sofía ya no saben en cuál de los salones del Palacio de la Zarzuela retozar, 3.200 metros cuadrados que pagamos tú y yo.

A continuación, algunos de los dramas de los famosos que demuestran que el coronavirus no entiende de clases:

Sufridor en casa: Kiko Rivera

Drama: Está sin blanca (en sentido amplio)

Sufridora en casa: María Teresa Campos

Drama: No se puede poner un tinte ni cortarse el pelo

Sufridora en casa: Pilar Rubio

Drama: Sí se puede poner un tinte, pero no queda contenta

Sufridor en casa: Jon Kortajarena

Drama: Pide una tortilla de patatas a Glovo y tardan MAZO

Sufridor en casa: Javier Clemente

Drama: No puede jugar al golf.

Sufridora en casa: Carmen Lomana

Drama: Le patina la neurona

 

Sufridores en casa: Las infantas Leonor y Sofía

Drama: Están enclaustradas en el Palacio de la Zarzuela «como todos los niños»

Sufridor en casa: Alfonso Merlos

Drama: Se ha hecho famoso por los motivos equivocados:

Sufridor en casa: Rafael Nadal

Drama: No le dejan jugar al tenis

Con la inestimable colaboración de nuestros queridos lectores.