El cantante Jonathan Steingard, líder de la banda de rock cristiano Hawk Nelson, ha sorprendido a sus seguidores en Instagram con un mensaje en el que abjura de Dios:

«Después de crecer en un hogar Cristiano, ser el hijo de un pastor, tocar y cantar en un grupo Cristiano, y haber usado la palabra “Cristiano” delante de la mayoría de las cosas en mi vida, ahora me doy cuenta de que he dejado de creer en Dios», escribe Steingard en la red social, un post que ha recibido cientos de apoyos pero también bastante incredulidad entre los millones de seguidores de la popular banda canadiense.

«El proceso de llegar a esta frase ha durado varios años en llevarse a cabo –prosigue el descreído artista-. No sucedió de la noche a la mañana. Ha sido más bien tirando de los hilos del jersey, hasta darme cuenta un día de que ya no quedaba nada».

El resto de la banda se ha mostrado comprensivo con el anuncio de su líder. En un comunicado publicado en la misma red social, Hawk Nelson asegura:

“Nuestra misión como Hawk Nelson siempre ha sido inspirar y alentar a todas las personas con la verdad de que Dios es para ellos y no en contra de ellos. En la forma más simple y pura de ese mensaje, que importan. Así que ahora volvemos esa verdad hacia uno de los nuestros. Que Dios todavía está para Jon y que todavía importa. ¿Por qué? Porque esa verdad no cambia solo porque la cuestionamos».

Hawk Nelson empezaron su trayectoria en Ontario (Canadá) en el año 2004 y han gozado de gran popularidad en Norteamérica en su ya dilatada trayectoria. Su mayor éxito data es el tema ‘Drops in the Ocean’, de 2017.

El último álbum de Hawk Nelson se llama muy apropiadamente ‘Miracles’ (2018) y surgió, según los miembros de la banda, «Os pedimos a algunos de vosotros una oración para que Dios nos inspirara y diera aliento a un nuevo álbum de Hawk Nelson».

Ayer mismo, siete días después de su sorprendente anuncio, Steingard colgaba un nuevo mensaje en la red social en el que se preguntaba: “¿Y ahora qué?”. ¿Qué tal un grupo de rock satánico?

Visto en Instagram, vía CNN. Con información de Ezanime.