¡Comparte este artículo!

El soborno o ‘coima’, como le dicen por allá, es un mal endémico de Argentina y no viene de ahora sino que arrastra siglos de tradición. Un arquitecto cabreado por las mordidas que tenía que pagar a los funcionarios de la ciudad, el estado y el Sursum corda coló de rondón un ‘monumento al soborno’ en su edificio más emblemático, nada menos que el Ministerio de Obras Públicas (hoy sede de los Ministerios de Salud y Desarrollo Social), de Buenos Aires, construido en 1925 y que en su día compitió en altura y majestuosidad con el Empire State de Nueva York.

La figura que, supuestamente, recibe el soborno está en la fachada del vetusto rascacielos pero no aparece en los planos oficiales del edificio: con una mano sostiene un maletín y con la otra recoge la ‘coima’ en un inequívoco gesto de “ahora que nadie nos mira”.

 El edificio fue diseñado por el arquitecto Alberto Belgrano Blanco y construido por su colega José Hortal, director nacional de Arquitectura en 1933, según explica Bob Ventura en su blog Ser Argentino. Sin embargo, según las investigación de dos periodistas de Infobae, la misteriosa figura fue obra del escultor Troiano Troiani, que no se sabe muy bien cómo consiguió colársela a las autoridades.

El edificio del Ministerio de Obras Públicas sigue siendo el más alto de Buenos Aires con sus 22 pisos y 93 metros de altura, 85 años después de su construcción. Puede que la explicación –a posteriori- de la escultura tuviera que ver con la construcción en 1933 de la Avenida 9 de julio que, misteriosamente, tuvo que esquivar la mole de piedra.

Gárgolas autofelonas

La tradición de enviar mensajes ocultos en forma de escultura a la posteridad existe al menos desde la erección de las catedrales del Medievo. Como muestra, un botón: en la portada de la catedral de Colonia puede verse una figura obscena que representa al arzobispo de la ciudad en el siglo XIII practicándose una acrobática autofelación, quien al parecer tuvo la osadía de subir los impuestos de la cerveza a los vecinos. ¡Vade retro!

Con información de La Nación, Ser Argentino y Strambotic.