¡Comparte este artículo!

«En la esquina izquierda, con la pulsera nazi tatuada y las citas de Rudolph Hess, está el boxeador español Ernesto Navas, propulsador de la superioridad de la raza blanca. A la derecha hay uno que le demostró que estaba equivocado».

Puede que hayas visto este meme en tus redes sociales. Hoy, sin ir más lejos, lo compartía Def con Dos en su perfil de Facebook, con gran éxito de crítica y público. Pero, ¿es cierto lo que cuenta el texto?

Efectivamente, todo es verdad. La imagen corresponde a la victoria de Herman Kungu, alias ‘El León Africano’, sobre Ernesto Navas, apodado ‘Perro de Pelea’, en el combate de MMA que tuvo lugar en Zaragoza el 25 de junio de 2011 dentro del evento ‘Hombres de Honor’, según leemos en Eulixe.

Aquel día, Kungu infligió una humillante derrota al supremacista Navas, convencido de la superioridad de la raza blanca. La imagen de su estampa derrotada, la mirada al suelo, mientras el árbitro alza el puño de Kungu se ha convertido en un icono de la lucha contra el racismo y el fascismo.

Pero el currículum peléon de Navas no se circunscribe al cuadrilátero. El admirador de Rudolph Hess estuvo en su más tierna juventud implicado en peleas e intentos de homicidio, como la paliza a tres jóvenes redskins y el apuñalamiento de uno de ellos en octubre de 2006, cuando Navas aún era menor de edad, según contó el programa de TV3 ‘Entre líneas’ en 2008.

Después de pasar por el gimnasio de Chinto Mordillo, ex-campeón mundial de Muay Thay, en Barcelona, Navas se reformó, se dedicó a perder combates (atesora 18 derrotas por 3 victorias) y, en los ratos libres, trabaja para Desokupa, según cuenta Stop Desokupa.

Visto en Facebook. Con información de Eulixe, El País y Stop Desokupa.