¡Comparte este artículo!

Fernando Simón, la cara visible del gobierno durante la pandemia de coronavirus, se ha convertido en San Simón, o, al menos, comparte desde ayer el espacio junto al santo en esta calle del barrio de Lavapiés.

El mosaico con la cara pixelada de Fernando Simón es obra del artista Basket of Nean, que compartió su creación en Instagram. Sin embargo, los clics se los llevó el tuitero John Carca, que compartió la foto un día antes, donde se convirtió en viral, con más de 21.000 me gusta: “Lavapi es bien”.

Basket of Nean es un artista urbano de Alcorcón que utiliza un característico estilo retro para sus obas, en ocasiones reivindicativas, en otras simplemente estéticas: Van Gogh, Dragon Ball, Baby Yoda o los inevitables smileys son algunas de sus obras, que pueden verse en Madrid, Alcorcón o San Sebastián.

Twitter ha celebrado con entusiasmo el homenaje al médico español, convertido en un personaje mediático después de sus innumerables ruedas de prensa y apariciones públicas durante la pandemia del coronavirus: “¡Maravilloso!”, “Me encanta” o “Muy muy fan” son algunos de los elogios. Por supuesto, también hay quien aprovecha la ocasión para llamar “asesino” a Simón, pero son los mismos que tildan así a Alexander Fleming o a Bill Gates. Covidiotas, por no decir algo más grueso.

Visto en Instagram, vía Twitter. Con información de Strambotic.