¡Comparte este artículo!

El viento salvó la vida de Elvita Adams. Literalmente. El 2 de diciembre de 1979, una mujer de 29 años y residente en el Bronx, Elvita Adams, saltó desde el mirador del Empire State, el rascacielos más emblemático de Nueva York y el edificio más alto del mundo desde su inauguración, en 1931 hasta 1972, cuando fue sobrepasado por la Torre Norte del World Trade Center. Torres más altas han caído.

Adams había perdido su trabajo y sufría una fuerte depresión, por lo que decidió acabar con su vida saltando desde lo alto del Empire State. El rascacielos ha sufrido más de 30 intentos de suicidio desde su apertura, la mayoría finalizados con éxito (es decir, con la muerte del suicida), pero aquel era el día de suerte (o no) de Evita Adams: una fuerte ráfaga de viento, de entre 60 y 80 km/h lanzó a la mujer de nuevo contra el edificio y aterrizó en una repisa de 50 centímetros en el piso 85, apenas cinco metros por debajo del lugar de su salto.

Las crónicas de la época relatan que que el guardia de seguridad Frank Clark oyó a Adams gritar y se asomó a la ventana del piso 85 para ponerla a salvo. A continuación, fue llevada al Hospital Bellvue con un fuerte dolor, resultado de una fractura de cadera. Después de ser tratada, fue puesta bajo vigilancia psiquiátrica mientras que un portavoz del hospital dijo que Ellis se encontraba «en condiciones satisfactorias».

Tiempo después, Elvita Adams dijo desde el hospital: «Lo único  que recuerdo es el dolor, tenía tanto dolor que no tenía miedo (…) No estoy segura de si el viento me empujó hacia atrás, o me empujó hacia fuera».

Contra todo pronóstico, la misma historia, pero con otro protagonista, volvió a ocurrir, desde el mismo punto, 36 años después: el 24 de abril de 2013, fue Nathaniel Simone quien saltó desde el piso 86 y también fue devuelto por el viento al piso 85, con sólo un tobillo roto.

El hombre de 33 años, originario de Massachusetts, fue detenido por la policía bajo los cargos de conducta inapropiada; invasión de la propiedad privada, ya que el Empire State se hallaba cerrado, y por poner en peligro la seguridad de la población.

Con información de Siempre, All That’s Interesting, Quora, New York Post y Wikipedia.