¡Comparte este artículo!

Un miembro de la familia real qatarí se negó a saludar a las dos colegiadas que arbitraron la final (Bayern de Munich, 1 – Tigres UANL, 0) de la Copa Mundial de Clubes de la FIFA durante la ceremonia de entrega de premios.

En el vídeo del evento puede apreciarse cómo Sheikh Joaan bin Hamad Al Thani da la mano a los árbitros hombres y, a continuación, ignora olímpicamente (“fifamente”, en este caso) a las mujeres, las brasileñas Edina Alves Batista y Neuza Backs, que pasan de largo frente al dignatario.

Algunos seguidores del Islam justifican el gesto de Sheikh Joaan alegando que su religión no permite el contacto físico con una persona del sexo opuesto, a menos que sea un familiar cercano: «El Isam considera que la mujer es una joya preciosa y nadie puede tocarla a excepción de su familia cercana», explicaba un tuitero como reacción al vídeo compartido en esta red por Blanche Victoria.

La Copa del Mundo 2022 de la FIFA se celebrará (si el Covid y las autoridades lo permiten) en Qatar, la primera vez que el torneo tendrá lugar en un país árabe. Desdichadamente, son más que previsibles escenas lamentables como la del pasado

Visto en Twitter. Con información de Daily Mail.