¡Comparte este artículo!

El gran compositor italiano Ennio Morricone nos dejó el pasado lunes, a los 91 años. Un día después, una cruz, un poncho mexicano y una placa recordaban su memoria en el cementerio de Sad Hill, entre los municipios de Contreras y Santo Domingo de Silos, en la provincia de Burgos.

Allí se rodó hace 54 años el famoso duelo a tres (“triello”) de ‘El bueno, el feo y el malo’, una de las mejores películas de Sergio Leone, obra maestra del western y puede que la mejor banda sonora del maestro Morricone. El homenaje se lo hicieron los miembros de la Asociación Sad Hill, un grupo de cinéfilos burgaleses que recuperaron el escenario de aquel rodaje y lo documentaron en una pequeña joya llamada ‘Desenterrando a Sad Hill’ (que puedes ver en Filmin).

La “tumba” de Morricone la colocó Sergio García, uno de los tres miembros fundadores de la Asociación Sad Hill. En ella puede leerse “Ennio Morricone 1928-2020”, junto con la efigie del compositor. «El nombre lo pusimos con una máquina láser que compramos hace unos años y que imprime las letras en unos segundos –me cuenta Diego Montero, otro de los fundadores de Sad Hill-. El resto del cementerio, más de 5.000 tumbas lo hicimos a mano en 2016, con motivo del 50 aniversario del rodaje».

La historia de aquel legendario rodaje y de la reconstrucción del escenario está contada en ‘Desenterrando Sad Hill’ (Guillermo de Oliveira, 2018). Guillermo fue el único de los tres miembros de la asociación que conoció en persona a Ennio Morricone, a quien entrevistó en Roma con motivo del citado documental.

La escena de aquel “triello” como aparece nombrada en la partitura ha pasado a la historia como una obra maestra en sí misma. En ella «la música es una protagonista más –según Montero-. No está claro que Morricone hubiera compuesto la música antes de rodar la película, pero puede que así fuera, pues está rodada como un videoclip».

La tumba de Morricone acompaña desde ayer a los miembros del rodaje y aficionados que ya están “enterrados” en Sad Hill. La asociación financió el desenterramiento del cementerio con el “apadrinamiento” de tumbas por parte de los aficionados.

Burgos es Nuevo México

El paisaje del Valle de Mirandilla representa el estado de Nuevo México, donde transcurre la acción de ‘El bueno, el feo y el malo’. Los tres protagonistas, Joe (Clint Eastwood), Tuco (Eli Wallach) y Setenza (Lee Van Cleef) se disputan un botín con el telón de fondo de la Guerra de Secesión.

¿Por qué Burgos y no Almería, escenario habitual del western de la época? «Leone estaba buscando un paisaje verde, con un río cerca, para rodar algunas escenas de la película –me cuenta Montero-. Leone había contratado como jefe de producción a José Antonio Pérez Giner, que había trabajado en el rodaje de ‘El valle de las espadas’, con Espartaco Santoni, rodada en esta zona, concretamente en el valle de Arlanza. Giner sugirió este paisaje, que, contra todo pronóstico, se parece bastante a las zonas verdes de Nuevo México”, según Diego Montero, natural de Salar de los Infantes, a apenas 13 kilómetros de Sad Hill.

Con información y fotos de Asociación Sad Hill.