¡Comparte este artículo!

Transcurría el último cuarto de la Super Bowl, con los Tampa Bay Buccaneers a punto de llevarse la victoria frente a los Kansas City Chiefs, cuando el partido tuvo que detenerse por la irrupción de un espontáneo en el campo. Se trataba de un hombre, que más tarde fue identificado como Yuri Andrade, de 31 años, quien lucía una camiseta de Vitaly Uncensored, una popular página web de bromas de cámara oculta de índole sexual.

Pero la jugada publicitaria fue aún mejor, si damos por bueno el mensaje publicado por el propio espontáneo en Instagram al día siguiente del incidente en Instagram:

«Conoce al streaker en el restaurante poco antes de marcharse camino de Tampa [sede de la Super Bowl]. Se acaba de apostar 50.000 dólares a +750 de que un streaker saltaría al campo durante la Super Bowl. Le costó 1.000 dólares salir de la cárcel, así que la ganancia neta en la apuesta ha sido de 374.000 dólares».

https://www.instagram.com/p/CLEAbNtFYdF


Los espectadores del partido no pudieron ver a Andrade en acción, porque las cámaras no le enfocaron, precisamente para no caer en la trampa de publicidad gratuita que buscaba Andrade y su compinche Vitaly Zdorovetskiy, que se apresuró a tuitear: «We fucking did it».

Vitaly y su crew ya dieron el campanazo durante la final de la Champions League de 2019, cuando una mujer – a la sazón, la novia del ruso en aquel momento- saltó al terreno de juego semidesnuda. En aquella ocasión, se estimó que el impacto publicitario de la acción ascendió a 4 millones de dólares.

Con información de Sport Bible, Twitter y Instagram.