Desde que empezó el confinamiento, la Escola Unitaria de Santiago de Compostela proyecta cada noche desde su ventana y sobre el edificio de enfrente unos mensajes humorísticos, reivindicativos o motivadores, dentro de un orden, algunos de los cuales se han convertido en virales.

Los mensajes los escribe Fernando Lema, fundador de Unitaria, la escritora María von Touceda desde Cantabria Amancio Ortega me regaló un mechero pero me robó los porros») y los miles de seguidores de esta organización cultural en las redes sociales.

Pero la repentina popularidad de las proyecciones no ha sentado bien a El Correo Gallego, que dedica un resentido artículo con el título de “Vecinos hartos de los soeces mensajes de un ‘graciosillo’”.

En él se recoge la supuesta queja de “varias familias” por el contenido de algunos de los mensajes, poco apropiados para los más pequeños de la casa”, e incluye el siguiente párrafo valorativo de la performance de Unitaria/von Touceda:

«Se demuestra de nuevo lo difícil que es tener gracia, lo fácil que resulta caer en lo grotesco, incluso patético, por buscar alargar esos cinco minutos de gloria a costa de lo que sea. Aunque haya que recurrir al insulto o a la simple y mala educación, que algunos pueden considerar transgresora. Casi siempre es una prueba evidente y sonrojante de falta de talento. En este caso, lo mejor sería bajar la persiana y apagar el proyector. Quizá tenga aptitudes para otra cosa, nunca se sabe. Porque está claro que al autor/a no lo llamó el destino para redactar frases ingeniosas».

Me pongo en contacto con Fernando Lema, el fundador de Escola Unitaria, desde cuya ventana se proyectan los mensajes de la controversia. «No me consta que haya denuncia alguna, y sería raro, porque los vecinos del edificio son amigos y están de acuerdo con la proyección». Las proyecciones, me cuenta, tienen lugar unos 20 minutos al día, lo suficiente para tomar las fotos y subirlas a las redes sociales. «La gente que pasea el perro para a hacerles fotos, no creo que nadie se sienta ofendido y si lo hace pues…»

Pues es lo que tiene la libertad de expresión / libertad de proyección, que no te tiene por qué gustar ni tiene que ser apropiada para “los más pequeños de la casa”. ¡Ni que fuera el horario infantil de TVG!

El caso es que cuando tienes un proyector, lo usas. Y anoche, Unitaria disparó con todo en una sesión especial dedicada al Correo Gallego. Estas son las frases que dedicaron a la «hoja parroquial», un «panfleto que ni siquiera paga a sus trabajadores», según Lema:

 Visto en Facebook. Más información en Strambotic y El Correo Gallego.