¡Comparte este artículo!

Menos suerte tuvo esta familia, que contrató a una fotógrafa profesional para una sesión de fotos y acabaron convertidos en un trasunto del Ecce Homo de Borja. Según afirma Pam Dave Zaring, el padre de familia que compartió las fotos resultantes en su perfil de Facebook, el “fotógrafo profesional” (ejem) aseguró que había “retocado” los rostros de la familia para eliminar las sombras.

El resultado es espeluznante.

«Esto NO es una broma -asegura Zaring en el post– “Pagamos a una fotógrafa, que aseguraba ser profesional, 200-250 dólares por una sesión de fotos familiar. Por favor, mira las fotos que nos envió… Nos dijo que las sombras quedaban mal en el día lindo y soleado de la sesión, y que su profesor nunca le enseñó a retocar fotos. Comparte si quieres. Hacía años que no me reía tanto. Esto NO es una broma».

Pero muchos sí creen que es una broma o, quizá, algún tipo de estrategia viral para vender no se sabe qué, porque no existe ni una sola referencia de Lesa Hall, la “fotógrafa profesional” que firma las fotos. Sea verdad o campaña, el éxito de las fotos es indiscutible: a día de hoy, domingo por la noche, las imágenes han sido compartidas más de 360.000 veces.

Visto en Facebook. Con información de Kansas City y FS Toppers.