¡Comparte este artículo!

Puede que entre todos los asaltantes del Capitolio de ayer no sumaran la inteligencia de un chimpancé medio. El más listo de la clase resultó “Via Getty”, que puso a subasta el atril de oradores que se llevó durante el asalto, poniéndoselo a huevo al FBI para identificarlo.

Dos grados por debajo está el empleado de Navistar, una empresa de marketing directo con sede en Maryland que no tuvo mejor idea que participar en la toma del Capitolio con su ‘badge’ de identificación de empleado, una imagen que fue profusamente difundida en medios y redes sociales y que ha acabado con el asaltante despedido y posiblemente acusado por las autoridades.

«En tanto apoyamos el derecho de todos los empleados de un pacífico ejercicio de la libertad de expresión dentro de la ley, ningún trabajador que demuestre una conducta peligrosa que ponga en riesgo la salud y la integridad de otros puede tener una oportunidad de trabajo en Navistar Direct Marketing», expresó la empresa en un comunicado en Facebook para explicar el despido del trabajador.

68 personas han sido detenidas por la policía por su participación en el asalto del Capitolio de Washington, azuzados por un discurso de Donald Trump. La policía estudia las imágenes para identificar al resto de los asaltantes.

Visto en Twitter. Con información de Strambotic y Raw Story.