¡Comparte este artículo!

Veinte años separan estas dos encuestas. La primera foto fue tomada en el año 2000, poco antes de los atentados del 11-S en EE.UU, cuando la gran potencia aún ganaba el aprecio de más de la mitad de la población de los países desarrollados. Concretamente, España era el país más “anti-americano” de los encuestados, con un 50% de percepción positiva de aquel país, porcentaje que cae ahora hasta el 40%.

La encuesta, llevada a cabo por Pew Research e ilustrada por Statista, muestra brechas aún mayores en países como Alemania, donde la reputación positiva de EE.UU. pasa del 78 al 26% en estos 20 años, e incluso de su eterno aliado, Gran Bretaña (del 83 al 41%) o su vecino Canadá (del 72 al 35%).

Según interpreta la analista Mónica Mena, «la proporción de opiniones favorables hacia el país del Tío Sam ha disminuido considerablemente desde que el presidente Donald Trump asumió el cargo, y, según el estudio, esta tendencia se ha acelerado en los últimos meses con la gestión de la pandemia del gobierno estadounidense».

La única excepción la representa Corea del Sur, país en el que la imagen de Estados Unidos se mantiene estable desde 2020. Los japoneses, por el contrario, cada vez ven con peores ojos a los yankees: del 77 al 41% de opiniones positivas en apenas dos décadas.

Con información de Pew Research e ilustración de Statista.