¡Comparte este artículo!

Un ex policía de tráfico que se ha declarado Jesús reencarnado ha sido arrestado por las autoridades rusas en una operación especial en la Siberia profunda.

En el operativo se utilizaron helicópteros y agentes armados para irrumpir en las comunidades dirigidas por Sergei Torop, de 59 años, más conocido por su nombre de «Vissarion«. Él y dos ayudantes, Vladimir Vedernikov, y la mano derecha de Torop, Vadim Redkin, un ex baterista de una banda infantil de los ochenta, una suerte de Parchís soviético, fueron arrestados en la operación llevada a cabo por agentes de los servicios de seguridad de la FSB rusos, así como por la policía y otros organismos. Los tres fueron conducidos a los helicópteros que esperaban por la policía enmascarada, según informa The Jerusalem Post.

Torop ha estado dirigiendo su iglesia, la Iglesia del Último Testamento, en un remoto área de Siberia desde 1991. Cuando la Unión Soviética se derrumbó, y después de la pérdida de su trabajo en 1998, afirma haber experimentado un «despertar» en el que asumió el rol de Jesús.

«No soy Dios. Y es un error ver a Jesús como Dios. Pero yo soy la palabra viva de Dios padre. Todo lo que Dios quiere decir, lo dice a través de mí», declaró al periódico británico The Guardian en 2002.

Según los medios de comunicación rusos, Torop originalmente afirmó que Jesús estaba viendo a la humanidad desde una órbita cercana a la Tierra, y que la Virgen María estaba «dirigiendo Rusia», si bien más tarde pasó a asegurar ser el propio Jesús y dejarse de intermediarios. Las creencias de su comunidad se basan en el cristianismo ortodoxo y el ecologismo, entre otras ideologías. La comunidad practica el veganismo se impone, y está prohibido el intercambio monetario. Los miembros de la secta se visten austeramente y su calendario empieza a contar en 1961, año de nacimiento de Torop. La Navidad ha sido reemplazada su cumpleaños, el 14 de enero.

Aunque la iglesia ortodoxa ha condenado al grupo durante mucho tiempo, el gobierno se ha limitado a dejarlo en paz hasta ahora. No está claro por qué han elegido actuar contra la comuna; el comité de investigación de Rusia ha dicho que lo acusará de dirigir una organización religiosa ilegal, alegando que los miembros de la secta fueron extorsionados por dinero y sometidos a abuso emocional. Algunos medios de comunicación rusos han informado de que la comunidad ha chocado con los intereses comerciales locales.

 

Visto en The Jerusalem Post. Con información de Twitter y  The Guardian.