¡Comparte este artículo!

«Día 3 de cuarentena. Yo quería mis Cheetos». Es el mensaje que colgó Antonio Muñoz, residente en Nuevo León, en Facebook, acompañando a esta secuencia de fotos y que se está viralizando allende los mares.

La primera foto es de la nota que escribió para el tendero. Dice así: «Hola, señor de la “TIENDA”. ¿Puede venderle a mi perrita unos Cheetos naranjas? Rojos no, porque pican. En el collar trae 20 pesos. “OJO”. Si no atiende bien a mi perra, lo muerde…», amenaza medio de broma el “vecino de enfrente”.

Dicho y hecho. La perra, de raza chihuahua sale a su misión, alcanza la “tienda” al otro lado de la calle y vuelve con su bolsa de Cheetos naranjas (no rojos) para alborozo del confinado hombre (y sin sus 20 pesos).

El post ha sido compartido más de 252.000 veces desde el pasado 19 de marzo, cuando se compartió por primera vez en la red social.

El mérito del hombre no fue pequeño. Se dice que los chihuahuas no son precisamente los perros más dóciles del mundo. Según leemos en esta página de adiestradores de perros:

«El chihuahua se caracteriza por tener un carácter dominante y posesivo, por lo que no se encuentra en su naturaleza ser sumiso, él es un líder nato. Asimismo, es caprichoso, enérgico, inteligente y muy activo, siempre está dispuesto a jugar con su dueño y otros canes de su misma raza”.

Por si fuera poco, además de caprichosos y posesivos, tampoco brillan por su inteligencia. En esta clasificación de perros en función de su inteligencia, los chihuahuas eran terceros por el rabo, solo superados en estulticia por los galgos afganos (los tontos del mundo perruno) y los pekineses.

Bien jugado, Antonio.

Visto en Facebook. Con información de Cooking Ideas y Experto Animal.