¡Comparte este artículo!

La actriz porno Samantha Sánchez Martínez, más conocida entre los siervos de Onán como Apolonia Lapiedra, ha lanzado un duro alegato en Twitter contra los profesionales de la cultura que están pidiendo ayudas al Gobierno para mitigar el desastre que el confinamiento está teniendo en el sector, a quienes etiqueta como “parásitos culturales”:

«El cine para adultos mueve masas, motiva y entretiene a la gente en la cuarentena y no tenemos subvenciones ni las queremos. Mejor que inviertan en lo que importa como mascarillas o respiradores. Anda, espabilad gente del «cine convencional“ #ParasitosCulturales #Noeselmomento».

El tuit ha tenido una gran repercusión en la red social desde su publicación el pasado viernes: 15.700 me gusta, 6.000 retuits y cientos de comentarios, la mayoría aplaudiendo a la estrella del porno, pero también poniendo los puntos sobre las jotas a Samantha:

«Disculpa, Apolonia, pero el debate va sobre cultura, lo que incluye una amplia variedad de artes más allá del cine. Y ni en el concepto más amplio de cultura tiene cabida lo que tú haces. Que es muy respetable y lo haces magníficamente, pero ni es cine ni es cultura», replica El Hombre Tranquilito.

El mundo del cine ha reaccionado con virulencia, con perdón, tras la intervención del ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, en la que justificaba la falta de ayudas al cine por el coronavirus, citando torpemente a Orson Welles: «Primero la vida y luego el cine».

Apolonia Lapiedra, es decir Samantha Sánchez, anunció el pasado mes de enero –antes de la irrupción de la pandemia de coronavirus- que dejaba el cine porno para dedicarse al “cine convencional”. Como le deseó Santi Millán en su momento: «Mucha mierda en tu nueva etapa».

Visto en Twitter. Con información de El Huff Post.