¡Comparte este artículo!

El 4 de junio de 2014, RBA, editora de la revista humorística ‘El Jueves’, mandó quemar los 60.000 ejemplares del número de aquella semana para impedir que viera la luz la portada dibujada por Manel Fontdevila y en la que el Rey emérito transfería a su hijo Felipe una corona llena de mierda. Seguro que te acuerdas, porque dio mucho que hablar:

La censura de aquella portada provocó un cisma en la redacción de ‘El Jueves’. Fontdevila y otros históricos de la publicación, como Albert Monteys, Paco Alcázar, Manuel Bartual o Bernardo Vergara, anunciaron su dimisión, y semanas después fundaron una nueva revista, ‘Orgullo y Satisfacción’, con un marcado tono republicano (desde la cabecera) y un enfoque menos complaciente con la Casa Real de su antigua casa.

‘Orgullo y Satisfacción’ duró lo que duran dos peces de hielo en un whisky on the rocks, tres años, pero dejó una herida profunda entre dos grandes bandos de viñetistas: los que se fueron y los que se quedaron. (En Canino Magazine puedes leer un completo análisis de la breve trayectoria de la revista).

La portada censurada (derecha) y la que publicó finalmente RBA.

La venganza es un plato que se sirve frío en Siberia

Han pasado casi seis años desde aquella portada censurada y toda la polvareda que levantó, y hoy, el autor de la misma, Manel Fontdevila, aprovecha el naufragio de la Casa Real para recordar a sus antiguos compañeros: ¿veis como tenía razón? O, más exactamente, “¿Lo veis compañeros, cómo sí que había que publicar esta portada?”, escribe en Twitter.

La alusión a sus compañeros ha reabierto viejas heridas, porque la retirada de la revista quedó en los anales como una decisión empresarial, no como una censura por parte de la dirección de ‘El Jueves’. Por alusiones, ha reaccionado en Twitter Juanjo Cuerda, que permanece en ‘El Jueves’ e inquiere nombres a Fontdevila: “¿Qué “compañeros” de dijeron de no publicarla?

Lo cierto es que el “ajuste de cuentas” entre los humoristas es un paseo dominical comparado con la que tiene montada la Familia Real en estos momentos, con un rey emérito investigado por un juez en Suiza, denunciado por una antigua amante y, para rematar, “desheredado” por su propio hijo, el heredero de la corona hedionda. Si quieres entender lo que está pasando en la Casa Real, no te pierdas el análisis de Javier Portillo.

Visto en Twitter. Con información de Cadena SER, Canino Magazine y El HuffPost.