¡Comparte este artículo!

Ir a un bar, acudir a un concierto multitudinario, a un evento deportivo o a un servicio religioso de más de 500 personas son las actividades más arriesgadas a la hora contraer el Covid-19, según una tabla publicada por la Asociación Médica de Texas.

También dentro de las actividades de alto riesgo, aunque un escalón por debajo, está comer en un bufet, ir al cine, a un parque de atracciones o entrenar en el gimnasio. Precisamente ayer se manifestaron en Barcelona los usuarios de los gimnasios, bajo el lema ‘Cerrar gimnasios mata’:


Pero abrir gimnasios (puede) infectar, dicen los doctores.

En el otro extremo de la tabla, la actividad menos arriesgada es recoger el correo del buzón (se refiere al típico buzón exterior de las viviendas unifamiliares americanas), seguida de recoger comida para llevar, echar gasolina, jugar al tenis o ir de camping (riesgo 2 sobre 10).

Inopinadamente, a mitad de tabla aparece la actividad “ir a la playa”, que se equipara en riesgo (5 sobre 10) a ir de compras al centro comercial o acudir a una barbacoa al aire libre. Tal vez merecería especificar la densidad de bañistas en la playa en cuestión, porque es bien sabido que el virus no sobrevive en el agua salada. La mayor parte de las actividades consideradas “de bajo riesgo” en la infografía se realizan al aire libre.

Los galenos texanos han olvidado incluir entre las actividades de alto riesgo entrar con mascarilla en una tienda de armas, que puede conducir a este resultado:

Texas concentra 367.000 de los 4 millones de casos confirmados de coronavirus en EE.UU., algo menos del 10%. El número proporcional de fallecidos es sensiblemente menor, 4.522 de 145.000.

Visto en Facebook, vía Texas Medical Association. Con información de Strambotic y BBC.