¡Comparte este artículo!

No importa con quién hablemos o qué noticias leamos en estos momentos: el coronavirus es omnipresente e inevitable. En muchos países, las personas están realizando compras compulsivas, por lo que la falta de geles desinfectantes y de papel higiénico ya se ha convertido en una situación cotidiana. No obstante, el virus también tiene un impacto en la industria global del bienestar sexual. Los medios de comunicación ya han informado de la escasez de preservativos (supuestamente, relacionada con las cuarentenas que muchas personas están pasando en pareja: ReutersThe Post Millennial). Ahora también cobran protagonismo los juguetes sexuales

Los datos internos de nuestra marca de juguetes sexuales Womanizer muestran que las cifras de ventas globales están muy por encima de las previsiones. Así, en lo que llevamos de año, hemos registrado un aumento de más de un 50% en comparación con los pronósticos originales. Si echamos un vistazo a cada uno de los países, podemos reconocer un patrón: en los lugares con numerosos casos de coronavirus, las cifras de ventas también han aumentado significativamente.

Resumen de los datos para el período del 1 de enero al 10 de marzo de 2020:

  • Italia: 60 % más de lo previsto
  • Francia: 40 % más;
  • Estados Unidos: 75 % más;
  • Canadá: 135 % más;
  • Región DACH: 40 % más;
  • España: 35 % más;
  • Hong Kong: aumento de un 71 % de enero a febrero;
  • Japón: aumento de un 52 % de enero a febrero;
  • Australia: aumento de un 31 % de enero a febrero;
  • Reino Unido: aumento de un 13 % de enero a febrero.

Entre tanto, y para mantener a los italianos entretenidos, PornHub y otras páginas porno están dando acceso gratuito Premium a los confinados por la enfermedad.

Fuente: Womanizer.