¡Comparte este artículo!

«Patriotas usad el lazo amarillo para liberar a nuestros presos políticos secuestrados por Joe Biden y el FBI», reza el tuit lanzado el pasado 12 de enero por @genXray (The Turner Diaries Predicted This), uno de los más activos agitadores a favor de Donald Trump en Twitter, ahora que el todavía presidente de EE.UU. ha sido expulsado con cajas destempladas de la red social.

Los ‘presos políticos’ no son otros que los detenidos tras el asalto del Capitolio el pasado 6 de enero y que ahora se enfrentan a penas de cárcel por su felonía. Algunos ya están en prisión, como el mediático ‘chamán-búfalo’, Jake Angeli, que se niega a pegar bocado en la cárcel porque «la comida no es orgánica», según aseguró su preocupada madre.

La idea de utilizar lazos amarillos en apoyo de los detenidos no es casual sino que viene inspirada por un seguidor catalán del citado @genXray, concretamente @KytesurfCat que, con no poca retranca, lanzó la idea de usar este distintivo en la lucha política y mediática: «Amigos de los Estados Unidos, ¿habéis considerado utilizar lazos amarillos para reclamar la libertad de los presos políticos en Norteamérica? Aquí en España han funcionado muy bien», sugería el tuitero. «Buena idea», contestó el dueño del hilo y unas horas más tarde empezó a utilizar el lazo amarillo en sus tuits.

Otros tuiteros catalanes se sumaron a la campaña, pero todo apunta a que no pillaron el chiste:

Visto en Twitter. Con información de Strambotic.