¡Comparte este artículo!

Una maestra de escuela en el este de Kentucky (EE.UU.), nacida con el síndrome de tetra-amelia, por lo que no tiene brazos ni piernas, y que se hizo famosa en 2018 después de convertirse en la primera persona de Kentucky en recibir un brazo robótico, se enfrenta a cargos por delitos graves después de que fuese acusada de tener sexo con un menor.

La relación entre Mariah Scott, de 29 años, y uno de sus estudiantes comenzó en 2019, afirma la Policía Estatal de Kentucky. Scott, residente en Raceland, una ciudad ubicada en el condado de Greenup, fue acusada formalmente por un gran jurado después de que la policía estatal investigara una denuncia que decía que estaba teniendo una «relación inapropiada» con un estudiante al que dio clases el año pasado.

Durante la investigación, los agentes de la policía estatal descubrieron mensajes de texto de contenido íntimo entre el estudiante y la profesora, y también que la sospechosa tuvo contacto físico ilegal con el estudiante menor de edad.

Todo parecía ir mejor para Mariah Scott, profesora de Russell High School, hace dos años, cuando recibió del estado de Kentucky un brazo robótico, al que bautizó como ‘Fetch’ (‘buscar’, ‘alcanzar’), y que le ayudaría a lograr nuevas metas tras nacer con la ausencia congénita de las cuatro extremidades.

«Me siento realmente especial y agradecida de que hayan pensado en mí», dijo Scott para referirse al brazo robótico que había recibido; y que por aquel entonces le permitía únicamente coger un cuaderno o llevarse una bebida a la boca.

«Quiere llegar a la gente y ayudar a los estudiantes y creo que se merece cualquier cosa que le permita ser más independiente», afirmaron también las compañeras de escuela de la ahora acusada. «A medida que aumente su disposición a usarlo, creo que será inimaginable lo que puede hacer” contaban, sin imaginar cuán ciertas resultarían estas palabras.


Fuentes: K105.com y WchsTV