¡Comparte este artículo!

En 2001, el documentalista y agitador Michael Moore publicó su libro ‘Estúpidos hombres blancos’, en el que hacía un retrato despiadado de los votantes republicanos, la América blanca, conservadora y belicista que aupó a George Bush Jr., el presidente más mermado que ha tenido Estados Unidos hasta Donald Trump.

Si en aquellas fechas el país estaba poralizado entre los supporters y haters de los Clinton, en estas elecciones la división es aún más extrema, tal y como se puede apreciar en estos mapas elaborados por el fotógrafo de moda Obi Does a partir de los datos del censo electoral estadounidense. En ellos puede apreciarse cómo Biden hubiese arrasado en las elecciones si sólo hubiesen votado los negros (todos los estados, sin excepción) o las mujeres (35 de 50 estados).

En el polo contrario, si sólo pudieran votar los hombres blancos (estúpidos o no), Trump hubiera arrasado en 47 estados, una victoria también indiscutible si sólo pudieran votar los blancos de ambos sexos con menos estudios.

Desdichadamente para Trump, el sufragio es universal en Estados Unidos y la suma de negros, hispanos y mujeres de cualquier color le ha mostrado la puerta de la Casa Blanca. Farewell!


La información de los mapas está elaborada a partir de las siguientes fuentes: Edison Media Research/Mitofsky International; U.S. Census Bureau, Current Population Survey; U.S. Census Bureau, American Community Survey; Cook Political Report.