¡Comparte este artículo!

Un diseñador de maquillaje ha ideado una divertida forma de proteger a la gente de contraer el coronavirus al crear una mascarilla facial de silicona que parece un par de testículos con su bolsa escrotal. Ha sido bautizada, como era de esperar, mascarilla ‘BallBag’ y hará que muchas cabezas se giren mientras deambulas por la calle con una puesta.

Porque si la gente que te rodean se niegan a guardar la distancia de seguridad, seguro que se mantienen alejadas cuando te vean usando esta mascarilla, que ha sido creada por un británico llamado Will (aunque se hace llamar Billy) y cuyo su objetivo es proteger de los gérmenes que se transmiten por el aire, además de brindar un poco de ligereza al mundo en estos tiempos miserables “esparciendo felicidad y alegría dondequiera que alguien la use”.

A pesar de lo que se pueda pensar por la forma y el realismo de la mascarilla, su creador se ha visto abrumado por los pedidos de gente que desea hacerse con una. De hecho ya ha agotado el primer lote de mascarillas, por lo que está trabajando a fondo para asegurarse de que haya otras disponibles para quienes deseen desembolsar los 35 € que vale el invento en Billysballbags.com.

Las mascarillas son increíblemente realistas, están hechas de silicona, contiene detalles como folículos pilosos o arrugas y se pueden elegir para que coincidan con tu tono de piel (blancos, negros y orientales).

A Billy se le ocurrió la idea después de usar sus habilidades protésicas para hacer un par de testículos de silicona para la despedida de soltero de un amigo.

«No quería disfrazarlo con el tradicional ‘traje de consolador’, así que decidí intentar hacerle un par de huevos colgantes para que se le salieran por la entrepierna. He tenido experiencia con el maquillaje y la creación de prótesis en el pasado y después de algunos intentos logré hacer un par de testículos muy convincentes».

Efectivamente, sus compañeros de despedida quedaron tan impresionados con el resultado que Bill decidió que podía convertir su experimento anatómico en una actividad secundaria potencialmente lucrativa.

De momento, las reacciones en las redes sociales han sido numerosas, con gente que explicaba sus beneficios y los posibles usos de la mascarilla: «Cuando hace frío se ajusta a la cara…», ha afirmado un usuario. “Se tiene que tener la nariz muy larga para que te quede bien…» escribía otro. “Que alguien le envié alguna a Almeida”, ponían en Facebook más allá.

Pero si caminar con un par de pelotas colgando de la cara no es para ti, el bueno de Bill ha ampliado su línea de productos con llaveros, carteras, pendientes, ropa interior, adornos navideños… todo con temática escrotal. También tiene una punta de pene que se puede poner como imán en la nevera. ¡Alguno de los artículos incluso tienen algo de vello púbico (esperamos que falso) adherido a ellos!

—–

Más info y pedidos en Billysballbags.com