¡Comparte este artículo!

Nevadas apocalípticas, explosiones de gas, tormentas ciclogénicas y todo ello sobre fondo de pandemia. Madrid ha empezado 2021 echando de menos al catastrófico 2020 y el Ayuntamiento sabe que lo peor está por llegar, así que anima en su página web a que cada vecino, incluyendo niños y ancianos, tenga preparada una ‘Mochila de Emergencia’ y prepare un plan de contingencia con la familia en caso de «inundaciones, tormentas, apagones o cortes eléctricos, explosiones de gas, derrumbes, incendios, olas de calor, olas de frío, quedar atrapado en un túnel…» entre otras desdichas imaginadas por los técnicos del ayuntamiento.

La completa guía, que puedes descargarte en pdf en Madrid.org, incluye fotos de familias en plan Preppers y un minucioso listado de lo que deben llevar:

«Cada miembro de la casa ha de tener su propia mochila, con los artículos imprescindibles para ellos. 

En una bolsa plástica hermética copia de la documentación individual (DNI, Pasaporte, Carné de Conducir, Libro de Familia).

  1. Una botella de agua de 1,5 litros.
  2. Linterna con pilas de repuesto unidas con cinta adhesiva.
  3. Radio pequeña de pilas con FM/AM (Igualmente con pilas de repuesto adheridas).
  4. Una relación de teléfonos y direcciones de contacto, incluyendo amigos y familiares que residan en otra ciudad.
  5. Ropa básica: Una muda completa (calcetines, ropa interior), un par de calzado cómodo (deportivas o similares) y un impermeable ligero.
  6. Útiles de aseo (jabón, cepillo de dientes, papel higiénico y una pequeña toalla).
  7. Botiquín con: Paracetamol, una solución antiséptica, dos vendas anchas y dos pequeñas, unas pequeñas tijeras, esparadrapo y un envase de cada una de las medicaciones que se usen de forma crónica (tensión arterial, diabetes, etc.).
  8. Un juego de llaves de la vivienda y del coche.
  9. Una tarjeta de crédito y una cantidad de dinero en efectivo en billetes pequeños.
  10. Un teléfono móvil con tarjeta de prepago y un cargador manual.
  11. Mapas de la ciudad y de la región».

No es por ser alarmistas, pero cada familia también deberá tener planeado un Plan de Emergencia y contar con un un lugar de encuentro para que toda la familia se reúna en caso de desastre: el punto uno estará cerca del domicilio y un segundo punto fuera del barrio (no sea que salte por los aires), por ejemplo en la puerta de un museo o en un centro comercial.

Además de la mochila de emergencia, cada hogar debería contar además con un ‘Módulo de Emergencia’, que «permita subsistir a la familia al menos durante tres días». El módulo deberá incluir los siguientes ítems:

  1. Cinco litros de agua potable por persona.
  2. Alimentos enlatados no perecederos listos para comer y un abrelatas manual.
  3. Botiquín de primeros auxilios.Medicinas para las enfermedades crónicas en tratamiento.
  4. Silbato para alertar y pedir ayuda.
  5. Linterna con pilas instaladas y de repuesto sujetas con cinta adhesiva.
  6. Radio portátil AM-FM con pilas instaladas y de repuesto.
  7. Un litro de lejía sin olor y un cuentagotas (para añadir la lejía al agua) o pastillas de cloro.
  8. Artículos de higiene personal; jabón, papel higiénico, cepillo de dientes y crema dental, etc.
  9. Un teléfono que no necesite enchufarse a la corriente eléctrica.
  10. Una relación de teléfonos y direcciones de contacto, incluyendo amigos y familiares que residan en otra ciudad.
  11. Si tiene niños, artículos para su cuidado 1
  12. Anotar en un papel la fecha de caducidad de todos los productos y pegarlo en la tapa de la caja para sustituirlos periódicamente.

Lo curioso del asunto es que la página Prepárate Madrid no es el resultado de la situación preapocalíptica actual, sino que fue ideada por el gobierno de Ruiz-Gallardón en 2008, cuando en Madrid aún atábamos a los perros con longanizas. Un visionario.

Visto en Ayuntamiento de Madrid, vía G-Mutxi.