¡Comparte este artículo!

El pasado 25 de diciembre Ygona Moura compartía el siguiente estado en su cuenta de Instagram, con más de 110.000 seguidores: «Noches de éxito y multitud. Fui a una fiesta y me pagaron bien por ello». La ‘influencer’ brasileña aparecía ataviada con ropa de fiesta, y sin mascarilla, como solía ser habitual en sus redes sociales.

https://www.instagram.com/p/CKHcTMVja2A/

No en vano, Moura había negado en diversas ocasiones la misma existencia del coronavirus, al tiempo que alardeaba de participar en fiestas ilegales, motivo por el que fue muy criticada en las redes sociales. Brasil es uno de los países más azotados por el coronavirus, con 222.000 fallecidos, más del 10% de todas las víctimas a nivel global. En las últimas 24 horas, el país ha registrado 61.811 nuevos contagios.

Desdichadamente, Ygona forma parte desde ayer de esta terrible estadística. Hace apenas una semana, la mujer publicaba una foto en la que aparecía enchufada a un respirador mecánico, tomada en un hospital de Sao Paulo y pedía que «rezaran por ella en este momento difícil».

https://www.instagram.com/p/CKHcTMVja2A/

Según informa el diario Clarín, Moura empezó a presentar síntomas del coronavirus el pasado 16 de enero y su estado fue emporando hasta que necesitó de la asistencia del aparato para poder respirar. Tras dos semanas batallando con la enfermedad fue trasladada a la UCI e intubada. Finalmente, los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida. El último mensaje en Instagram dice: «Amigos, perdimos a Ygona».

La trágica historia de Ygona recuerda a la de otro negacionista, en este caso, español y, por suerte, con final feliz: David (Español74, en Twitter), quien pasó de «pasarse por el forro» el límite de 6 personas en las reuniones a lamentarse en Twitter de «lo duro que está siendo el Covid».

Con información de Instagram, El Comercio, Strambotic y Clarín.