¡Comparte este artículo!

El pasado 23 de julio, Nick Cave ofreció por streaming el concierto ‘Idiot Prayer’ desde el Alexandra Palace de Londres. Al día siguiente, uno de los asistentes virtuales preguntó al artista australiano por el «magnífico piano» que había tocado durante el recital, su único acompañante sobre el escenario.

En un alarde de sinceridad, Cave respondió a su seguidor con un largo artículo en su blog The Red Hand Files en el que elogia el piano en cuestión –Fazioli, de fabricación italiana- y relata su frustrado intento de conseguir un piano gratis valiéndose de su fama. Sin embargo, la empleada italiana de Fazioli no parece muy impresionada: «¿Nick Cage, el actor?» y acaba colgándole el teléfono.

«El piano que toqué en Alexandra Palace era un Fazioli. Durante el confinamiento, tuvo un acceso limitado a los pianos que podía tocar. Sin embargo, uno de ellos era un Fazioli. Nunca antes había tocado uno, pero Dom Monks, el tipo con el que grabé en aquel recital, me lo recomendó insistentemente. En el momento que me senté delante del Fazioli, sentí que era cálido, suave y su sonido matizado me habló como nunca me había hablado un piano antes (…) Era el instrumento más hermoso que he tocado jamás ».

Total, que Cave se encaprichó con el Fazioli y mandó a su manager conseguir uno. Gratis, por la cara: «Una de las ventajas de ser un músico famoso es que consigues cosas gratis. Cuanto más famoso eres, más cosas gratis consigues». El manager, convencido de que su cliente es «el mejor compositor sobre la faz de la Tierra» no dudó en que conseguiría un piano de Italia esa misma tarde: «¡Eso está hecho jefe!».

Va a ser que no:

Manager: Represento al gran artista Nick Cave y me preguntaba si podría conseguir un Fazioli gratis.
Mujer italiana: ¿El actor?
M: ¿Qué?
MI: ¿El actor [Nicolas Cage]?
M: No, Cave. Cave.
MI: ¿Nick qué?
M: Nick Cave.
MI: ¿Nick Cave? ¿Quién es Nick Cave?
M: Bueno, es posiblemente uno de los mejores compositores de su generación. Es uno de los pilares de la música moderna. Es un tesoro nacional. Es adorado por millones. Los italianos le adoran.
MI: ¿Quién eres? ¿Qué quieres?
M: Um, un piano gratis.
La mujer italiana cuelga.

Después de aquel primer intento frustrado, el cantante insiste al manager de que vuelva a intentarlo. ¿Cómo puede ser que no conozcan al gran Nick Cave? El manager empieza a sentir que su puesto está en juego, así que llama de nuevo a Italia:

M: Mire, soy el mánager de Nick Cave de nuevo, ¿puedo hablar con el señor Fazioli?
MI: No.
M: Escuche, mi puto trabajo está en riesgo por esto.
La mujer italiana cuelga.

Fazioli es considerado el mejor fabricante de pianos del mundo en este momento. Sus instrumentos cuestan entre 20.000 y 400.000 euros, y sólo fabrican 140 al año. Como explica el propio Nick Cave en su carta, el gran Herbie Hancock dice sobre su Fazioli (de pago): «Una sola nota anuncia la celebración y la creatividad del espíritu humano».

Cave sigue tocando en su casa con su viejo piano chino de 30 años. Tal vez debería hacerse pasar por Nicholas Cage para conseguir uno nuevo.

Visto en The Red Hand Files. Traducción de Hipersónica.