Al igual que sucede cada tarde en España, los sanitarios del Reino Unido reciben su correspondiente ronda de aplausos por contener la pandemia de coronavirus. Pero los aplausos no son suficientes. Como recuerda este montaje póster aparecido en una marquesina del Reino Unido: «No puedo comer aplausos. La próxima vez vota a alguien más sensato».

30.000 personas han muerto hasta la fecha por coronavirus en Reino Unido, superando a Italia como el país europeo con mayor número de víctimas mortales. El primer ministro, Boris Johnson, estuvo ingresado en la UCI por la enfermedad y reconoció al recuperarse que el NHS le había salvado la vida.

El National Health Service, en tiempos, orgullo nacional del Reino Unido, lleva décadas siendo sistemáticamente desmantelado, tanto por gobiernos conservadores como laboristas hasta el punto de convertirse en un ejemplo de manual de cómo privatizar un sistema sanitario.

NOTA: Nos avisan de que no existe tal marquesina, y que se trata de un montaje.

Visto en el muro de las lamentaciones de Facebook de Muerta Sánchez. Con información de BBC y UPost.