¡Comparte este artículo!

La foto de Kiko Rivera y el ‘ginecólogo’ de la Pantoja, el difunto doctor Cariñanos, llevaba años circulando por internet en forma de meme, una malintencionada ‘broma’ sobre la presunta paternidad del artista anteriormente conocido como ‘Paquirrín’. El parecido de Rivera con el que fuera ginecólogo de su madre es innegable, desde luego mucho más que con el torero o con los dos hermanos mayores de Kiko.

Para salir de dudas y como parte de la virulenta campaña que sostiene contra su madre, Kiko Rivera pretende hacerse la prueba de paternidad y comprobar de una vez por todas si, efectivamente, es hijo de Antonio Muñoz Cariñanos, según desvela el programa Sociliaté, presentado por María Patiño en Telecinco. El doctor Cariñanos, quien, por cierto, nunca ejerció como ginecólogo sino como otorrino, fue asesinado por ETA en su consulta de Sevilla el 16 de octubre de 2000.

Cariñanos se ganó una merecida fama de mujeriego y se rumorea que tanto Isabel Pantoja como otras grandes celebridades de la época tuvieron una «estrecha relación» con el galeno.

La exclusiva de Socialité viene de la mano de otro hijo ilegítimo del doctor Cariñanos. A la sazón, Francisco Javier Muñoz, quien descubrió de adulto que su madre había tenido una relación con el doctor cuyo fruto fue él. El joven sevillano consiguió la prueba de paternidad a través de los restos tóxicos de su padre. Siempre según el programa de Telecinco, Kiko Rivera se habría puesto en contacto con Francisco Javier para cotejar su ADN con el suyo.

En realidad, el propio Francisco Javier Muñoz ya llevó a cabo esa comprobación el pasado noviembre con resultados positivos. Según relato a El Español en su día, Muñoz recogió la colilla de un cigarrillo que acaba de fumar Kiko Rivera en un partido de fútbol: «Es igual que yo, quería saber si era mi hermano o no. Coincidí con él en Manchester, en un partido de fútbol. Dio la casualidad de que se sentó tres filas delante de mí. Se fumó un cigarro y cogí la colilla al acabar el partido. Le hice la prueba de ADN, estaba obsesionad con la idea. A los diez días me dieron el resultado».

El resultado fue positivo: ambos son hijos ilegítimos del doctor Cariñanos y, por lo tanto, hermanos de sangre. Cuestionado por una reportera de ‘Socialité’ sobre este extremo, el famoso DJ respondió hace unos días con un sonoro «¡Vete a la mierda!», no tanto por la impertinencia de la periodista como por pisarle la exclusiva, barruntan.

Visto en Sociliaté. Con información del propio programa, El Español, 20 Minutos y Wikipedia.

BONUS TRACK: El intrépido plan para robar el semen de Boris Becker